El paso en el cual procesiona Nuestro Padre Jesús Orando en el Huerto, es un paso de talla rondeña, atribuido al tallista local Don Luis García Marín, creado para ser portado por horquilleros, a varales entre los años 1950 y 2004, en el trascurso de los años 2004 y 2005, se procedió por aprobación en cabildo general, el cambio de varales a trabajadoras, un cambio que apenas afectó a la talla del paso, al cual se le adapto la canastilla del paso y retirándole los varales. Desde el año 2005, Nuestro Señor procesiona en un paso de costaleros.

Pero no fue solamente la estructura del paso lo que cambió, sino que también se le añadieron nuevos elementos, lo cual hace que el paso de misterio sea aún más sorprendente.

Uno de esos elementos, son los respiraderosy maniguetas que luce el paso, obra de la tallista rondeña Doña Virginia Jiménez en el año 2007.

También la iluminación que tiene el paso es nueva, siendo unos cancelabros de 6 luces en sus inicios, candelabros que la Hermandad aún posee, cambiandose a unos faroles de orfebrería, obra de Cristóbal Martos, orfebre malagueño y ya en el año 2008, mediante donación de varios hermanos, unos candelabros de guardabrisas de 7 luces en cada una de las cuatro esquinas, y tres más en cada lado en el centro.

Para acercar al Señor al cielo en cada levantá, el capataz toca el llamador, que es una pieza de orfebrería, realizada en plata por el prestigioso y sevillano taller de orfebrería Villarreal, que en su diseño representa a dos angeles, levantando el cáliz de la divina redención, simbolo principal de la Hermandad, dicho llamador fue donado por la cuadrilla de costaleros en el año 2009.

Una de las modificaciones principales del paso, y que no queda inadvertida, es la creación de la peana para la imagen del cristo,lo que hace que la talla resalte mucho más y se vea mejor, la peana está situada en la delantera del paso y siempre va adornada con los motivos florales del paso.